SEÑOR JUEZ DE PARTIDO PRIMERO EN LO PENAL

FORMULA : APELACION sobre el TIEMPO DE

CONDENA.

OTROSI.-

ELBA ALVARADO DE ALVAREZ, en representación de mi hijo menor RIBER ALVAREZ ALVARADO, dentro el proceso criminal seguido por CANO COSSIO Y OTRA, contra mi referido hijo, por el presunto delito de violación, ante las consideraciones de Ud. con el debido respeto expongo y pido:

Dentro el plazo previsto por el Art. 284 del Cdgo. de Pdto. Penal, formulo RECURSO DE APELACION DE LA SENTENCIA DICTADA sobre la SANCION SEVERA que impone con una PENA de prisión excesiva de SEIS AÑOS para mi hijo: RIBER ALVAREZ ALVARADO, por el DELITO DE VIOLACION, en atención a este antecedente ingrato, solicito a su probidad se digne CONCEDERME dicho RECURSO para ante el TRIBUNAL SUPERIOR y/o Tribunal de Alzada, a objeto de que REVOQUE LA SENTENCIA APELADA UNICAMENTE en la determinación de la PENA IMPUESTA Y DELIBERANDO EN EL FONDO DE LA CAUSA, EMITA LA RESOLUCION PERTINENTE, DECLARANDO PENA CONDENATORIA,CON LA PENA MINIMA NO MAYOR

DE CUATRO AÑOS, CON CONDENACION DE COSTAS,a mérito de los fundamentos legales que a continuación especifico los agravios:

LA PENA IMPUESTA EXCESIVA AL MENOR

PROCESADO.- De los antecedentes del proceso se prueba

que el hecho denunciado y / o imcriminación se origina como una medida de oposición y resistencia a la denuncia formulada por nosotros los progenitores a la UNIDAD OPERATIVA DE BOMBEROS de la POLICIA DEPARTAMENTAL, en fecha 8 de noviembre de 1.992

 

 

 

 

 

 


 

 

contra SINFOROSA AGUILAR DE COSSIO por los atropellos y excesos cometidos por la esposa del querellante SINFOROSA AGUILAR DE COSSIO. Que, según el certificado otorgado por la UNIDAD OPERATIVA DE BONBEROS, se evidencia que previa inspección  determinó  su detención policial, con cargo de devolución de enseres y prendas arrebatados, cuya tramitación de demanda duró por aproximadamente tres semanas, sin que en el lapso de este tiempo y hasta ese instante,se haya denunciado sobre la violación presumiblemente fuere dannificada la hija la que hoy es la coquerellante,aspecto que ha sido interpretado por su probidad en forma contraria, sin advertir, ni tomar en cuenta absolutamente la versión y el informe de las autoridades policiales, siendo así que es prueba literal genuina e irrefutable, que constituye la verdad histórica del hecho atribuido, admitido por la versión señalada por el Art: 134 del Código de Pdto. Penal, obviando completamente esta prueba contundente, al valorar su probidad sin la sana crítica y el prudente arbitrio que recomienda la ley en el Art: 135 de la misma norma procedimental adjetiva, ni

remotamente ha tomado en cuenta, contrariamente se permite interpretar y entender en sentido contrario dando mayores elementos de juicio y credibilidad para justificar la pena de 6 años que se pretende imponer.

Por otra parte,ciegamente se ha entendido que hubo violación en la menor ESMIRINA COSIO AGUILAR, basándose en el certificado médico legal de Fs. 4, entendiendo en su versión de: «HIMEN DESGARRADO DE DATA ANTIGUA», cuya presunción, resulta perjudicial y lesivo a la libertad personal del menor, menos se ha apresiado ni tomado en cuenta sobre la presión ejercitada por medio de torturas policiales,como se infiere de su declaración confesoria.

 

 

 

 

 

 


 

 

Tampoco se ha tomado en cuenta en resolución para imponer y determinar la pena, partiendo del parámetro referencial del hecho cuestionado de que no ingresó el procesado a su

habitación, en altas horas de la noche y durmiendo, que la damnificada ingresó, de no haber ingresado, no se habria cometido y en el supuesto caso de una violación.

NO SE HA CONSIDERADO las circunsancias de hecho, el lugar, la hora en que presumiblemente se cometió, toda vez que refiere según la denuncia que habría sido en la habitación alquilada del procesado,en circunstancias de encontrarse presente la madre en sus habitaciones contíguas de su propiedad y tardes horas de la noche y que la damnificada menor se habría apersonado a prestarse fósforo, será posible admitir si hubo intención de violar del presunto autor, cometer el hecho tomando en cuenta que sus padres se encontraban presentes, de haber propósito se habría realizado sin mayores peligros en los momentos de ausencia de los padres, sin esperar que estén presentes y que tampoco se ha tomado en cuenta que en reiteradas oportunidades y mayormente la damnificada se hallaba desamparado por sus padres por los contínuos viajes, lo que desvirtúa el ánimus dolendi, aspectos que no se han tomado en cuenta para imponer la pena en resolución de sentencia.  

Contrariamente, con marcado acierto,el Sr. Juez sumariante en el ejercicio de su cometido, haciendo vigente la expresión contenida en el Art: 135 del Código de Pdto. Penal, emitió en Auto final de la Instrucción,declarando SOBRESEIMIENTO PROVISIONAL, en atención de que las pruebas cursantes en el proceso no son suficientes para presumir la culpabilidad en el supuesto hecho que se le atribuye y de conformidad al caso 2)

 

 

 

 

 

 


 

 

del Art:220 de la norma adjetiva penal, que tampoco este antecedente emitido por un tribunal no se ha tomado en cuenta para atenuar la pena, y ni remotamente sobre la personalidad del autor la edad, educación, y otras circunstancias de índole

objetivas, en abierta violación e infracción del Art:37 y siguientes del Código Penal, cuya interpretación legal al emitir la sentencia le abría inducido a la atenuación de la pena con una sanción mínima de 4 años.

Finalmente, la sentencia emerge simplemente de una denuncia calumniosa, aspecto que se verifica de que los denunciantes, durante la sustanciación del proceso no han producido prueba alguna, menos han comparecido demostrando seguramente su arrepentimiento, al estar concientes de que con una denuncia calumniosa, se estaría acabando con una persona en proceso de desarrollo y formación.

LA MINORIDAD PENAL.- Si bien nuestra legislación precesal penal en el Art: 60 considera Imputable a toda persona física mayor de 16 años, a quien debe juzgarse por los hechos denunciados, igual que cualquier otra persona mayor de edad, en cuanto a la imposición  de la sanción resumida en pena, difiere, obviamente tomando en cuenta su minoridad por su escasa capacidad de disernimiento, que los tribunales al imponer la pena, observan esta situación, simplimente estableciendo como pena, medidas de seguridad, como internamiento en establecimientos especiales, tomando como parámetro en relación al momento de la comisión del hecho, por imperio de un criterio biológico puro. Al respecto existe abundante jurisprudencia, que la misma legislación Argentina aplica en este sentido por Decreto Ley No.5286 de 1.957, como otras legislaciones Latinoamericanas, comprendiendo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

con sano criterio del menor que en esta edad, carece de experiencia y capacidad para disernir con seguridad y acierto, frente a los actos que se le formulan.

En consecuencia, no será admisible aplicar la letra

especificada en el código, tal cual impone,para mayores y menores, contrariamente deberá tomerse en cuenta estas circunstancias al que hago referencia. En suma, se ha de

entender que existe suficiente razón legal que la pena impuesta de 6 años, no es resultado de una correcta valoración y administración de justicia, que nuestro apostolado persigue, entendida sea en esta dimensión, deberá atenuarse con condenación de pena de presidio de 4 años y en última instancia imponer las medidas de seguridad más convenientes para su rehabilitación y readaptación a la sociedad con un sentido positivo y que el sufrimiento y el carácter retributivo de la pena, no es la última medida.

LA GRADUACION DE LA PENA  será en base a

antecantecedentes que cursan en obrados y la estricta aplicación de la ley penal, tomando en cuenta en las

circunstancias en que se ha delinquido, con ánima adversión, el propósito de dolo, culpa y otras circunstancias que se conocen y al determinar la PENA, lamentablemente este aspecto no se ha tomado en cuenta, sufriendo un agravio con su determinación. De manera hade graduarse la pena, tomando en cuenta todos los aspectos y en las circunstancias en que se han producido, aspecto que su probidad no ha considerado, seguramente por las recargadas tareas que tiene y con seguridad en lo demás sus apreciaciones al emitir la sentencia condenatoria corresponde lo que en equidad y justicia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

corrresponde en correcta administración de justicia.     

Por lo expuesto, en desacuerdo con esta determinación, buscando de manera cierta un equilibrio en la administración de justicia, que origina este recurso por la excesiva pena pena impuesta, impetro lo que al exhordio de la presente apelación.

Es cuanto impetro por ser de estricta justicia.  &.

OTROSI.- Diligenciasa se comisione a un funcionario público.

Cochabamba, Enero 26 de l.996