SEÑOR JUEZ DE PARTIDO CUARTO EN LO PENAL

FORMULA: RECURSO DE APELACION CONTRA EL AUTO DE

    PROCESAMIENTO.     

OTROSI.-

YAN FERNANDO GALINDO SANCHEZ, dentro el proceso penal que me sigue: PAOLO ESTAMBLUN en representación del Convento Francisco San José de Tarata contra:FENIX AREBALO y otros, por el supuesto e imaginario delito de: ROBO AGRVADO, apersonándome ante Ud. con el debido respeto expongo y pido:

Dentro el plazo previsto por la numeral 7) del Art. 231 del Cdgo. de Pdto. Penal, formulo RECURSO DE APELACION CONTRA el AUTO DE PROCESAMIENTO emitido en fecha 17 de junio de 1.997, que con en función de mis detractores gratuitos que fueron aprovechados en mi ausencia y desconocimiento del hecho, el tribunal A quo había declarado: PROCESAMIENTO, señalándome como autor del delito de » ROBO AGRABADO » incurso en la sanción prevista en el numeral 2) del Art. 332 del Cdgo. Penal, como consecuencia instruyendo expedir MANDAMIENTO DE DETENCION FORMAL para ser puesto a disposición del Juez del Plenario, en atención a este antecedente enigmático, que destruye y malogra moral y materialmente mi personalidad en todas mis relaciones sociales, considerando como producto de una inustificada apreciación, solicito a su probidad se digne CONCEDERME EL RECURSO DE APELACION para ante el TRIBUNAL SUPERIOR EN GRADO, a objeto de que, previo análisis exhaustivo de las Diligencias de Policía Técnica Judicial, mediante Auto expreso, proceda a la REVOCATORIA DEL AUTO DE PROCESAMIENTO DICTADO POR EL INFERIOR, DECLARANDO SOBRESEIMIENTO DEFINITIVO, instruyendo la SUSPENSION DE LA EJECUCION DEL MANDAMIENTO DE DETENCION FORMAL y disponga mi inmediata LIBERTAD PROVISIONAL, a mérito de los fundamentos legales que a continuación especifico:

I.          CARENCIA ABSOLUTA DE INDICIOS DE CULPABILIDAD QUE JUSTIFICAN MI PARTICIPACION:

INTERPONGO el presente Recurso de Apelación sosteniendo

que, el AUTO DE PROCESAMIENTO emitido en mi contra, CONSTITUYE LA FLAGRANTE VIOLACION a las Declaraciones del Hombre y del Ciudadano, las Convenciones, Tratados Internacionales y los principios elementales de Justicia Internacional y Mundial y a las garantías constitucionales consagrados en el parágrafo II) del Art. 16 de la C.P.E, del » DERECHO DE DEFENSA DE LA PERSONA EN JUICIO QUE ES INVIOLABLE «, repetidos en los mismos términos en el Art.3o.del Cdgo.de Pdto. Penal en vigencia, por una parte.

Y por otra, con el AUTO DE PROCESAMIENTO, igualmente se vulnera y se infringe, a un elemental PRINCIPIO fundamental inalienable previsto en el Parágrafo I) del Art. 16 de la C.P.E., que textualmente declara: » SE PRESUME LA INOCENCIA DEL ENCAUSADO MIENTRAS NO SE PRUEBE SU CULPABILIDAD » desarrollado en los mismos términos en el Art. 3o.del Cdgo. de Pdto. Penal.

Tanto más que: » NADIE PUEDE SER CONDENADO O PUESTO EN PRISION, MENOS YO, SIN HABER SIDO OIDO Y JUZGADO PREVIAMENTE EN PROCESO LEGAL, SINO HA SIDO IMPUESTA POR SENTENCIA EJECUTORIADA.» Que la DIGNIDAD y la LIBERTAD DE LA PERSONA SON INVIOLABLES, en resguardo de estos principios fundamentales, es DEBER DEL ESTADO de hacerme RESPETAR Y DE PR0TEGERME, en aplicación del Art. 6o. de la C.P.E..

Posiblemente la resolución del inferior, confluye por la carencia de pruebas producidas por mi parte, esto, por falta de información de la existencia de un proceso contra mi persona y al encontrarme ausente del país, cuyo acontecer fue presumido por el juzgador lamentablemente como fuga.

A objeto de demostrar este extremo, seguro de mi inocencia he permitido, sin oposición alguna toda investigación y modos de conducta policiales que todos conocen,sin embargo de encontrarme detenido durante este largo y penoso tiempo que son suficientes para una investigación, al estar seguro de la carencia de prueba alguna que acredite mi participación en el hecho, sometiéndome al interrogatorio de los investigadores en forma repetitiva, que buscaron medios para lograr una contradicción en mis declaraciones, porque siempre la verdad se impone sobre una falsedad e injusticia.

De los informes e investigaciones producidas por la Policía Técnica judicial y acompañadas al proceso que dejan mucho que desear, en base a la CERTIFICACION otorgado por MIGRACION, deducen mi participación en el hecho denunciado, cuanto más sobre el particular acreditaré como tengo solicitado a su tribunal con una CERTIFICACION de haber viajado a la vecina República Argentina y otros paises por aproximadamente de 40 a 50 viajes con motivos artesanales desde hacen aproximadamente 10 años atrás, como mi actividad que fue siempre desde mis padres y la familia de mis padres, recibiendo experiencias en este campo desde niño, conforme demostraré durante el periodo de pruebas.

De consiguiente, los informes de la investigación, caen en la retórica de la falsedad y la blasfemia, cuando me señalan inocentemente que sería el autor y lo que se deduce es que desconocen de su habitual trabajo de investigación.

II.         LA APRESURADA Y FALSA APRECIACION DE MI PRESUNTA FUGA:

Retorné al país, con la idea de restablecer mi hogar conyugal, a mi llegada fuí sorprendido con la noticia de la existencia de una acusación calumniosa en pleno trámite contra mi persona, revisado el expediente, se percibió a criterio del de mi Abogado daba apariencias de su paralización, sin embargo, desestimando las apreciaciones del juzgador, consciente de mi conducta intachable y mi acrisolada honestidad, emprendí a desarrollar con normalidad mis actividades laborales en forma pública, durante los meses de mi permanencia hasta el día de mi detención.

Mi inconcurrencia al llamado del Juez y asumir mi defensa, originó la declaración del AUTO DE PROCESAMIENTO en mi contra, considerándome la calidad de fuga. Esta condición de fuga NO EXISTE, NI SE JUSTIFICA, porque desconocía de la tramitación del proceso y que recién a mi llegada de la República Argentina, me compenetrè de su trascendencia, cuyo acontecer verídico confirman las pruebas cursantes en el proceso, se conoce y se verifica que: MI VIAJE a la REPUBLICA ARGENTINA FUE EN LA MADRUGADA, ANTES DE LA INTERVENCION AL LOCAL DE MI ARTESANIA, como al local similar de mi esposa, momento en que recién se conoce del hecho que se averigua. Estas pruebas contundentes desvirtúan sobre la existencia de una querella en mi contra.

Por otra parte, por la resumida información que recibí en la República Argentina, sobre la intervención de mi Artesanía, después de varios meses,a mi criterio no fueron de mi motivación por desconocer de su trascendencia y la magnitud de las pérdidas que anuncian, de haberme informado como al presente conozco, seguramente hubiera retornado para asumir mi defensa.

Por otra parte, tampoco es inconcebible creer fácilmente, que en un CONVENTO DESOLADO, alejado de la población, que a la simple vista del pueblo, quitan las ganas de visitar, pueda conservarse enseres de tanto valor que anuncian. Si esto fuera una verdad, considero que la investigación debe empezarse desde los mismos denunciantes, que el pueblo debe dar con el paradero de los objetos supuestamente robados o serían hurtados, que de parte de los damnificados, lamentablemente, ni la sospecha les viene y es el pueblo que debe interesarse y de ninguna manera encontrarnos joyas en mi persona,que ni la salud completa tengo, vivo alquilando de casa en casa, contrariamente con dicha fortuna estaríamos por lo menos bien vestidos usando buena ropa, gastando dineros y lleno de enseres, gozando de buenas comodidas y llena de fortuna, conforme les consta a los investigadores sobre nuestra situación. 

III.        LA TENENCIA Y DERECHO PROPIETARIO DEL LOTE DE TERRENO:

Que, a criterio del investigador el lote de terreno, sería comprado el año 1.996, como pretendiendo deducir que serían adquiridos con el producto del imaginario robo, haciendo ficciones numéricas de $us.- 30.000, ubican al informante en la idea del desconocimiento completo de su profesión o de su misión

No es posible imaginar, menos pensar, ni creer, ni en un momento o estado crítico o de debilidad mental, estando detenida en la Cárcel, siendo sindicada mi esposa, incluyéndome a mi, tenga que registrar el terreno en Derechos Reales, nada menos a su nombre, contrariamente ha registrado de buena fe, al considerarse INOCENTE. Como por estos antecedentes, el terreno fue comprado a plazos por mi persona hacen varios años y se venía cancelando de poco en poco, emitiendo simples recibos y que al presente aún tengo un saldo deudor a su anterior propietaria, como comprometido su venta para mi subsistencia y de mi familia, cuyo extremo demostraré en el curso de su tramitación.

IV.       LEGAL FUNCIONAMIENTO DEL LOCAL DE ARTESANIA: Local Público de ARTESANIAS, justifico este extremo, sosteniendo que, cursa en mi declaración y verificado por los investigadores, la existencia y funcionamiento legal de mi local de ARTESANIA en la Calle méxico, conforme tengo acompañado en calidad de prueba la FACTURA del negocio, de donde se habrían recuperado los objetos robados, estando expuestos su venta al público y comprados de buena fe en mi local, hecho que demuestra mi inocencia, que si por lo menos hubiera sospechado o haya tenido conocimiento del referido robo, no hubiera expuesto a la venta, porque todo autor de robo no expone, sino igualmente enajena a urtadillas, manifiesto con este lenguaje para que reflixionen los denuciantes que me vienen ocasionando irreparables perjuicios y procedan con la revisión de su conducta errónea.

Por lo que se columbra que, revisados los antecedentes procesales y pruebas producidas por los denunciantes en la Instrucción, existe carencia absoluta de elementos probatorios que justiquen mi participación, menos una testifical que haya percibido mi concurso en el presumido robo, quienes se reducen a especulaciones basadas en la denuncia, ante la imposibilidad de descubrir al verdadero autor o auores, nada menos de enseres de cuantioso valor como denuncian.

Por todo lo expuesto, no habiendo encontrado los investigadores ningún indicio manifiesto que hagan presumir mi participación en el hecho denunciado, prometiendo producir pruebas contundentes en el período de debates en completa libertad,impetro a vuestro delecto Tribunal Ad quen,  mediante Auto expreso, proceda(n) a la REVOCATORIA DEL AUTO DE PROCESAMIENTO emitido por el inferior, concediéndome el benefico de LIBERTAD PROVISIONAL, aplicando el principio universal de ampliar lo favorable y restringir lo odioso, y normas procedimentales citados en el exhordio de la presente apelación, en lo demás sea con las formalidades de ley.

Deferir lo impetrado serà obrar en estricta justicia. &.

            OTROSI.- Sus resoluciones conoceré en la Stría. de su merituado despacho.

                                          Cochabamba, 2o. de octubre de 1.999